viernes, 21 de julio de 2017

Hoy probamos… INSECTDHU de Mama Natura

 


Gracias nuevamente al sello de calidad de Madresfera, esta semana nos hemos dispuesto a probar los formatos de GEL y ROLL-ON de Laboratorios DHU, línea Mama Natura. Y es que no a todos nos pican los mosquitos por igual (algunas somos afortunadas y ni nos huelen), pero para nuestros peques puede ser una de esas “primeras veces” que tanto amamos las madres, pero no tan agradable, y es que nos enfrentamos a una reacción desconocida.

Por ello, InsectDhu ha creado esta línea de productos totalmente natural y apta para toda la familia, y cuando diga TODA digo TODA, desde los 0 meses. Muchas veces nos encontramos con que la mayoría de estos productos son a partir de los 2 ó 3 años pero en esta ocasión no encontramos ni amoniaco ni corticoides, por lo que su uso está totalmente permitido para nuestros peques. ¡Y eso es lo que más me gusta! Por eso puntúo con un 5 su composición.

Nosotros pasamos los fines de semana en el campo y es un ambiente muy propicio para las picaduras, y no tardaron en llegar, pero en este caso fue a Papoi. Usamos el ROLL-ON y adiós picor e inflamación. Por lo que su eficacia (puntuada con un 5) en relación a su efecto calmante está probada.

Además, posee un olor (quizá algo fuerte) a citronela que si bien no es el que más me gusta del mundo, confío en que tampoco sea el de los mosquitos y a su vez los aleje de nuestros peques, por lo que su acción sería doble. Un 4 para este aspecto.

Y por último, el tamaño de ambos formatos hace que sea muy práctico para llevar a cualquier sitio. El roll-on es muy apropiado para los más peques pues se aplica de forma fácil extendiéndose y absorbiéndose sin dificultad.


A nosotros ya nos acompañan en cualquier escapada, si quieres evitar una mala "primera vez" aquí te dejo unos enlaces para que puedas comprar estos dos productos. 

        
  

viernes, 14 de julio de 2017

MI “NO AL TACATÁ” (Y EL DE ALGUNOS PAÍSES)

Mi pequeño Samuel se encuentra en una fase de activo explorador/escalador y mi toda mi casa se ha convertido en un santuario del anti-peligro. ¡Pero así deben ser las casas con bebés que empiezan a moverse! Sabéis que soy una fiel defensora del “NIÑO AL SUELO” en todos sus aspectos y desde edades bien tempranas para promover su desarrollo motor, en primer lugar, y después su autonomía. Pues bien, últimamente veo muy arraigado a la tradición popular el uso (y a veces abuso) del tacatá para dotar de cierta “libertad” a grandes y pequeños y me apetecía hacer ciertas consideraciones a tener en cuenta antes de poner a nuestros niños en el andador.




Tirando de bibliografía, podemos leer en la revista médica británica “The British Medical Journal” un estudio en el que se informa de que “el uso del tacatá retrasa el gateo y el momento en el que se empieza a andar, entre otras funciones motrices, asegurando que su desarrollo es más lento comparado con niños que no lo utilizan”. ¡Y es cierto! Cuanto menos tiempo pasan nuestros bebés en el suelo menos posibilidades tendrán de aprender a moverse, a desarrollar su equilibrio, a reptar o gatear hasta su objetivo, a ponerse de pie, a incorporarse desde sentados sin apoyo, a mantener el equilibrio sobre una pierna, a agacharse para coger un objeto y controlar su caída, a desarrollar reacciones de paracaídas y evitar golpes poniendo sus manos como parachoques, ¡y un sinfín de hitos más!

El hecho de este retraso en la adquisición de los hitos motores viene determinado en gran medida porque el tacatá elimina la posibilidad de apoyar el peso del cuerpo sobre las plantas de los pies, provocando además que la postura “de puntillas” se mantenga en el tiempo impidiendo el correcto desarrollo del equilibrio de los niños. Su espalda y sus caderas se sitúan en una posición inadecuada (no ergonómica) y es como si porteásemos a nuestro bebé en una mochila “colgona”. Si no hacemos esto, por favor, ¡evitemos también lo otro!

Su uso está muy cuestionado y en algunos países desaconsejado, como por ejemplo en Estados Unidos. Incluso en Canadá están totalmente prohibidos (así como su comercialización, exportación y publicidad). ¡Y cuando esto ocurre es por algo!

Y después de que no beneficiamos en absoluto el desarrollo de nuestros pequeños, está el tema “peligros”, pues según la Asociación Española de Pediatría su uso es la segunda causa de accidentes en niños en el segundo semestre de vida. Y si no lo creéis aquí tenéis algunos ejemplos:
  •           Caídas por escaleras al no controlar visual ni espacialmente.
  •           Aumento de las intoxicaciones porque logran llegar a sitios a los que de otra forma no podrían.
  •           Traumatismos en la cabeza con una mesa (pues suelen quedar a esa altura).
  •          Quemaduras y/o heridas por alcanzar un mantel y estirar, derramando encima cosas calientes o punzantes.
  •          Fracturas porque el tacatá ha volcado y el bebé ha quedado atrapado bajo él.

Ya sea por seguridad o porque realmente queramos ver a nuestros peques desarrollarse como deben, parad un momento a pensar qué alternativas existen si lo que queremos es “controlar” por dónde se mueven o en un período de tiempo en el que nos tenemos que ausentar de donde ellos están y queremos evitar sustos. Los parques, las cunas de viaje o simplemente delimitar con vallas algunas zonas de casa (abajo os dejo unos ejemplos). Y por supuesto remodelar, como os decía, que las casas con niños deben parecer casas con niños, con el caos que conlleve y por supuesto, con la seguridad que merecen. 

         

lunes, 3 de julio de 2017

Juegos de piscina para todas las edades


Comienza julio y no podía faltar mi colaboración mensual con el blog de Iwannatoy, esta vez repleta de actividades y juegos para disfrutar el medio acuático con los más peques de la casa.

Si no quieres aburrirte este verano y potenciar nuevas habilidades en los niños, no dejes de leerlo haciendo click aquí.

¡Que lo disfrutéis!

viernes, 30 de junio de 2017

Todo lo que necesitas saber sobre los primeros zapatos del bebé


A todos se nos va la vista cuando vemos unos pies minúsculos calzando unas deportivas iguales que las de sus papás, o unos zapatos brillantes que parece que empezarán a bailar como nos despistemos un segundo. Monísimos y carísimos pero, ¿son realmente necesarios?, incluso deberíamos preguntarnos si entorpecen el desarrollo psicomotor de nuestros pequeños de alguna manera.
Por eso hoy, haciendo una colaboración muy especial con HELLO PAPIS, vamos a hacer un análisis sobre cuándo debemos calzar al bebé, cómo elegir su primer calzado y en qué aspectos fijarnos al elegir modelos y tallas según la etapa del desarrollo en la que se encuentre. Si quieres seguir leyendo, haz click aquí.

sábado, 24 de junio de 2017

Toallitas y crema de pañal Calenduflor Baby, de MAMA NATURA


Generalmente suelo usar el título de “recomendaciones” para juguetes y cuentos, pero desde que pertenezco a la red de MADRESFERA también pasaré a recomendaros (o no) algunos productos para nuestros peques. Hoy es el turno de las toallitas y la crema para la zona del pañal de la marca Calenduflor Baby, de MAMA NATURA (Laboratorios DHU Ibérica).


Por una parte, las toallitas vienen en paquetes de 72 unidades y se presentan como “fabricadas a base de extracto de caléndula”. Empezaré hablando de su composición, pues he de decir que me llevé una sorpresa al ver que entre sus componentes se encontraba no uno, sino varios ingredientes considerados “peligrosos”, entre ellos el famoso phenoxiethanol, polysorbate-20 (ya que se obtiene por el uso de óxido de etileno que puede contaminar el producto final con el carcinógeno óxido de etileno y el 1,4-dioxano), alcohol y ftalatos (enunciados en forma de perfume). Por tanto, mi puntuación es la de un 2 sobre 5 en este aspecto.

En cuanto a la textura y el olor, ambas las puntúo con un 5, puedo decir que me encantan. Son bastante húmedas y tupidas pero secan rápido dejando la piel del bebé MUY suave. Este aspecto me ha sorprendido gratamente y ha hecho que vayan directas al bolso del carro, para emergencias (boca, manos, etc.).

En líneas generales, puntúo con un 3 su calidad, pues aunque esperaba una composición mucho más natural hoy en día es difícil encontrar marcas sin algún “pero” y el resultado final es bastante bueno: limpieza y suavidad con un agradable olor a caléndula.

Por otro lado, la crema (en tubo de 50 gr.) también tiene como ingrediente activo la caléndula y respecto a su composición únicamente puedo hablar de que vuelve a estar presente el alcohol y que, además, contiene parafina líquida (vaselina), lo que provoca que la piel respire peor tras su aplicación. Puntúo con un 4 sobre 5.

Su textura es simplemente perfecta (¡un 5!). Si hay algo que me gusta poco de las cremas de pañal es la gruesa capa que queda tras aplicarlas (incluso aplicando muy poca cantidad). En este caso se trata de una crema suave, nada pastosa y que se extiende y absorbe de forma fácil. Sin embargo, su olor no me representa fielmente la caléndula (al contrario que con las toallitas) y me llega a resultar algo pesado teniendo que ir a lavarme justo después de aplicarla. Lo puntúo con un 1.

En cuanto a su calidad general, no puedo ser demasiado objetiva ya que por el momento, en los casi 9 meses de vida de Samuel, no hemos tenido una sola rojez o irritación en la zona del pañal. Igual ahora que empieza el calor y los dientes van despuntando voy dándole más uso. Teniendo en cuenta todos los aspectos anteriores, la puntúo con un 4.

    

miércoles, 7 de junio de 2017

¿Preparados para comunicarnos?



Tal y como os adelanté, os traigo la primera parte de una guía completa de comunicación dividida por etapas. La idea no es establecer límites por edad, sino por habilidades que los peques desarrollen y plantear algunas estrategias para apoyarlas para pasar al siguiente nivel comunicativo.

Para ver en qué etapa se encuentran nuestros pequeños, debemos responder a una serie de preguntas en relación a sus hitos. Para esta primera guía de PREPARACIÓN PARA LA COMUNICACIÓN, debemos observar:

1. Si tu hijo/a presta atención al rostro del adulto.
2. Emite sonidos, balbuceos y gorjeos.
3. Presta atención a sonidos de su entorno e intenta localizarlos.
4. Participa en juegos sociales (las cosquillas, el cucu-tras…).

Si tu peque ya hace todas estas cosas, estad atentos porque pronto tendréis la segunda parte de la guía de comunicación con ciertas habilidades ya afianzadas y cómo empezar a desarrollarlas (imitación, atención conjunta, intención comunicativa, protoconversaciones…).

Si por el contrario, alguna de las afirmaciones anteriores no se corresponden con tu peque, ¡quédate, esta es tu guía! En ella vamos a ver algunas herramientas para que empezar a desarrollar la comunicación y sentar una buena base para el lenguaje.

-          CALMA: su única forma de comunicación en este momento es el llanto, y debemos responder a él SIEMPRE para que comprenda lo poderosa que es esta herramienta de la que dispone. Por ello, es muy positivo mantener la calma al dirigirnos a ellos y combinar el dulce contacto físico con palabras cariñosas, canciones, rimas… De esta forma, asociará el mensaje verbal con el bienestar físico.

-          HÁBLAME, MÍRAME: busca su mirada, muéstrale tu cara y tus gestos. Cualquier momento del día es bueno para dirigirte a él y, como en toda “conversación”, respetar los turnos y esperar una respuesta por su parte es vital para establecer una buena base de intención comunicativa. Haced pausas en los juegos o simplemente cuando le habléis, de modo que tengan la oportunidad de responder con una mirada, una sonrisa o un balbuceo. Hacerle comprender que ESO es comunicación y que puede usarla para iniciar o responder a una interacción.

-          EL TONO: capta su atención modulando tu voz, alargando vocales, variando el volumen y prolongando las pausas para darle la oportunidad de responder.

-          ESCUCHAR: háblale o realiza un sonido desde cualquier punto fuera de su alcance visual para que aprenda a localizar la fuente de donde proviene. Si aún le cuesta hacerlo, ver acercándolo progresivamente a su vista y desplázalo animándolo a seguirlo y buscarlo.

-          EL AMBIENTE: lo más rico posible en estímulos (auditivos, visuales, táctiles…). Procurad no tenerlo siempre en la misma habitación, salir de paseo por las mismas calles, cambiar la posición de la cuna/la hamaca/la trona… para que pueda explorar y descubrir sonidos, luces y objetos nuevos, pues cada estímulo diferente favorece su desarrollo lingüístico.

-          A JUGAR: además de los juguetes (u objetos que usemos para potenciar cualquier habilidad o simplemente conocer nuevas texturas, colores…) podemos usar su propio llanto como juego aprovechándolo para producir diferentes sonidos dando golpecitos en su pecho o espalda. Exagerad cualquier gesto facial y repetir balbuceos de su propio repertorio le animará a producir cada vez más sonidos.


Como conclusión, en esta primera etapa comunicativa sus herramientas más poderosas son su expresión facial, el llanto, la sonrisa, las miradas, sus balbuceos y la expresión corporal, por lo que debemos estar atentos a cualquier manifestación de estos para comprender que el niño se está comunicando. Por ello es muy importante darle siempre la OPORTUNIDAD DE COMUNICARSE y respetar los turnos, mantener la espera y darle el tiempo que necesite para expresarse (de uno u otro modo). Esto sentará las bases de la intención comunicativa, que es fundamental y básica para el posterior desarrollo del lenguaje oral. 



No os perdáis la segunda etapa de la guía de comunicación, ¡muy pronto en el blog!

jueves, 1 de junio de 2017

Orientaciones para la estimulación del desarrollo del lenguaje

Volvemos a la carga con el desarrollo del lenguaje. Como sabéis, siempre os hablo de cómo influye la calidad de nuestras interacciones con los más pequeños para determinar su desarrollo, y en relación al lenguaje es si cabe mucho más importante. 

Por eso hoy os traigo, en mi colaboración mensual del blog de Iwannatoy, un post nuevo con algunas recomendaciones de cara a estimular su lenguaje, cómo evitar y solventar los primeros errores fonéticos y gramaticales, algunas pistas para aumentar su vocabulario y qué debemos evitar para lograr un correcto desarrollo comunicativo desde los primeros meses de vida de nuestros pequeños.

¡No dejéis de leerlo! Y si además queréis conocer en qué etapa del desarrollo comunicativo están vuestros peques y cómo apoyarla mes a mes, muy pronto subiré al blog una guía de comunicación completa por etapas, ¡estad atent@s!